miércoles, 27 de junio de 2012

La impunidad ya no se puede esconder por donde ha entrado; víctimas exigen justicia con procesión y homilía


México D.F., 27 de junio de 2012
Cencos 

El día de ayer integrantes del Movimiento por la Paz con Justicia y Dignidad (MPJD) junto con integrantes de Iglesias por la Paz y ciudadanas y ciudadanos, llevaron a cabo una procesión y misa por la Paz y la Esperanza. La procesión corrió de la glorieta de Peralvillo a la Basílica de Guadalupe, la cual fue encabezada por el Obispo Raúl Vera, quién de igual forma oficio la homilía por las víctimas de la violencia que vive el país a causa de la guerra contra el crimen organizado.
En medio de fotografías que muestran los rostros de las víctimas de desaparición y asesinatos, entre estandartes de la Virgen María y pancartas que exigen justicia y la presentación con vida de los desaparecidos, se escuchaban rezos y consignas en voz de las madres y padres de las victimas como: “vivos se los llevaron, vivos los queremos, ¿dónde están, dónde están, nuestros hijos dónde están?", las cuales eran seguidas por el resto del contingente como una herramienta de denuncia ante la impunidad.

Al oficiar la homilía el Obispo Raúl Vera señaló que los presentes están trabajando por la paz y el reestablecimiento de la justicia aún cuándo la nación esta colmada de tristeza,  muerte y cada vez más deshumanizada a causa de la impunidad y corrupción, por lo que apuntó que "el camino será el horizonte de la paz con la fortaleza de la esperanza”.
También señaló que la participación en las próximas elecciones permitirá que “las y los mexicanos contribuyan a rescatar al país de la corrupción y la impunidad de los malos políticos, pues una sociedad debe estar fundada en la dignidad y el respeto de los derechos de la personas ”.
Durante la misa integrantes del MPJD hicieron entrega de algunos objetos a Monseñor Vera, a los que se refirió como un signo de paz en busca de un mundo más justo.
Al terminar la homilía, se llevó a cabo una conferencia de prensa donde se dio lectura a un mensaje hecho por Javier Sicilia en donde se señala que “después de caminar tanto y dialogar tanto, de abrazar tanto, de dignificar la memoria de nuestros muertos, no hemos conseguido ni la paz, ni la justicia que aguardamos y que el país entero aguarda con nosotros“.
Por su parte Monseñor Vera apuntó que ante la “desaparición de la justicia y el desarrollo no podemos ser  ajenos a nuestra obligación cívica, hay responsables y causa que ya no se pueden esconder por donde ha entrado la impunidad y el desorden”, por ello apuntó  que debe haber “elecciones limpias el próximo primero de julio, pues la corrupción en las elecciones implica meter a cómplices y criminales, es más muerte desapariciones y asesinatos.”  
Por su parte Emilio Álvarez Icaza apuntó que “la procesión y la misa fue una iniciativa de las víctimas en la búsqueda de sus familiares y de justicia",  por lo que señaló que dentro del MPJD se respetan todas las creencias religiosas por lo cual no tiene inclinación religiosa alguna.
Así mismo, apuntó que el movimiento ha llamado las próximas elecciones como las elecciones de la ignominia, pues el gasto de 25 mil millones de pesos para su realización pudo haber sido utilizado para la búsqueda de los desaparecidos y atender a las víctimas; sin embargo, “seguiremos trabajando para cambiar las prioridades de la democracia”, y llamó a la sociedad, a nombre del MPJD, a “votar como le dicte su corazón y su conciencia  pues la democracia  no se entiende sin la gente,  los candidatos y los partidos son  medios que deben estar al servicio de la gente”.
También apuntó que el MPJD seguirá exigiendo justicia a los gobierno que aún se encontrarán en turno para que hagan su labor para encontrar a los desparecidos y a los culpables de los delitos, y a las nuevas autoridades que serán electas se les pedirá que atiendan el llamado de las víctimas y luchen por la justicia para que en este país no haya más guerra.”

1 comentario:

  1. Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.

    ResponderEliminar